Un anillo para Marta

Un anillo de diamantes para Marta

Es bastante habitual que una madre quiera deshacer una o varias joyas suyas para, con ellas, hacer algo más actual para su hija. Cogiendo anillos, pendientes o gargantillas que no usemos, podemos dar vida a otras nuevas joyas ahorrándonos el material. Y así, convertimos nuestras joyas en un nuevo diseño que de vida a un joyero desfasado.

Y así ha sido la historia de Marta, que va a recibir de su madre, Ana, un anillo hecho a partir de dos anillos de oro y diamantes.

El anillo de Marta

Como suele ser habitual, nuestros clientes traen una idea somera de lo que quieren. Y partiendo de ésta, nosotros le vamos dando forma para que, con nuestros diseños 3D, el cliente termine de visualizar la joya se le va a realizar. Y ex professo, Ana nos encargó una pieza para su hija Marta. Ambas querían un solitario de corte actual y con halo. Nada más actual, ni más vigente en el tiempo. Siempre lo decimos: la elegancia es una constante.

Así pues, y atendiendo siempre a los gustos de su futura tenedora, comenzamos a dar forma a lo que sería el anillo de Marta. Le propusimos algo muy especial, algo dentro de las líneas de nuestra colección Mirabell, lanzada antes la Navidad de 2020 y que tanto éxito ha tenido. Los tres bocetos propuestos fueron éstos:

En los tres la armonía, de la mano de la sencillez, es la protagonista. Y es que los solitarios con halo son y serán una joya siempre de moda. El gusto actual y elegante de Marta la hizo decidirse por el modelo del centro. Un modelo orgánico, sencillo y fuerte a la vez; una joya que será una realidad a partir de ahora…

Así pues comenzamos a imprimir en cera, y procedimos a fundir la pieza junto con otros encargos.

Justo en el centro de la imagen podemos ver, en solitario y valga la redundancia, al solitario de Marta. Y en la siguiente foto, dicho solitario en nuestra astillera listo para ser despojado de sus bebederos y asperezas:

Las joyas, una vez desbarbadas, ya están listas para ser engastadas, tal como reflejamos en esta foto donde el anillo luce perfecto:

Tras ésto, y para mayor tranquilidad de los clientes, procedimos a pesar los diamantes que llevaba el anillo de Ana. Así el cliente tendrá conocimiento exacto del peso en quilates de sus piedras:

Y tras engastar la piedra, procedemos a grabar en láser el contraste de calidad de oro con nuestro logotipo como responsables de la obra, así como la serie “Mirabell”, colección a la que pertenece este diseño de Gutiérrez Joyeros para Marta. Ante todo, cuidamos la calidad:

El anillo, acabado

El anillo de Marta ya es una realidad. Se ha concebido en 3D, se ha impreso en cera, se ha fundido en oro aleado por nosotros y se ha engastado. Finalmente se ha grabado a láser y, ahora, sólo falta que lo veáis:

Enhorabuena Marta. Entre tú y tu madre habéis dado vida a viejas glorias convirtiéndolas en un regalo muy especial, algo que tendrás siempre y te recordará a tu madre.

Gracias por vuestra confianza.

Gutiérrez Joyeros. Para adictos a la joyería.

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos obligatorios se marcan con *