Alta Costura: Los pendientes de Mar

Alta Costura. Alta Joyería. Los pendientes de Mar

El adjetivo ‘alta’ acompañado del sustantivo ‘costura’ o ‘joyería’ ya evoca en nuestra mente distinción, exclusividad, estilo… Y es que en este apartado es donde ponemos todo nuestro empeño. Hoy os lo vamos a contar a través de una hermosa historia: la historia de los pendientes de Mar.

Conchi, la madre de Mar, guarda en su poder unos preciosos pendientes de estilo cordobés, en oro amarillo y con zafiros de tres facetas. Coquetos y sencillos, son la representación de una época donde la elegancia y el buen gusto primaban por encima de todo. Y ahora más que nunca, quiere sacar una réplica de éstos. ¿Y qué mejor momento que ahora, que se acerca un evento muy especial?

Ya que se aproxima el enlace de su hija Mar, Conchi nos ha pedido hacer esos mismos pendientes en Oro blanco y con diamantes. Y gracias a nuestro diseñador y gemólogo, Antonio Gutiérrez, hemos llevado a cabo una copia mejorando en todo lo posible al original. La estructura y tabicado crecen en espesor para ofrecer una joya más firme, mejor hecha. Y además porque llevará engastados diamantes en talla brillante de color F/G y nivel de pureza VS. Todo un elenco de selecta calidad listo para el día más especial de Mar.

Los pendientes fueron primeramente ejectuados en 3D para analizar las posibilidades, y así poder ofrecer a Conchi una vista renderizada de cómo sería su joya una vez realizada. Son las ventajas de la tecnología: acercar la futura realidad a la vista del cliente:

Una vez que Conchi recibió en su whatsapp las imágenes de cómo quedaría los pendientes, nos dio luz verde para proceder a su fundición. Las ventajas de ser fabricantes y diseñadores nos permiten llevar a cabo joyas dignas de tal nombre. Y así quedaron los pendientes tras salir de la microfusión, así como tras su posterior desbarbado y montaje:

(los pendientes originales en oro amarillo, y nuestra réplica en oro blanco en proceso de desbarbado/ preparado para engastar)

Desbarbar significa eliminar rebabas y bebederos, quitar asperezas y en definitiva dejar la pieza montada para recibir el clavado y engaste. Una vez desbarbados, procedimos a engastar los diamantes que seleccionamos en nuestro laboratorio. Los pendientes quedaron así de bien: sublimes, espectaculares:

Mar puede estar contenta: tendrá una joya digna de la realeza, una joya sin contrapartida, realizada expresamente para ella. Y como regalo de sus padres. ¿Se puede pedir más?

Esto es la Alta Joyería: llevar a cabo tus sueños cuidando cada detalle para que te sientas especial.

Gutiérrez Joyeros. Alta Joyería.

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos obligatorios se marcan con *