La Tanzanita: cuando la magia se hace gema

La Tanzanita: cuando la magia se hace gema.

En Joyería hay multitud de opciones en gemas a la hora de elegir o encargar una joya. Desde preciosos corindones a sencillos cuarzos. Aunque siempre habrá tres que sobresalen por su valor, aspecto y elegancia. Estas son el zafiro, el rubí y la esmeralda. A veces su fama es tanta, que eclipsan a las demás. Y es cierto que cada gema debe brillar con luz propia, aunque es difícil entrar en el podio de estas tres.

Pero esto ha cambiado desde que otra gema se ha impuesto como capaz de medirse de tú a tú con la más preciada: La tanzanita, cuando la magia se hace gema.

La Tanzanita es una gema mágica: su tono azul con reflejos violetas la hace única. Encandila. Uno se podría quedar horas mirándola sin cansarse. Su azul es distinto al azul del zafiro o de la turmalina. Es sencillamente mágica por sus destellos violáceos. Un azul inusual y provocativo.

Además, su valor se debe a que sólo se encuentran en Arusha, Tanzania. Esto hace que no sean gemas de gran difusión, y por lo tanto su exclusividad es alta.

La Tanzanita, la gema de la magia azul, se ha vuelto una de las opciones más solicitadas a la hora de hacer una joya a la carta. Es una gema que hará las delicias a los ojos más exigentes. Además, rodeada de diamantes, la combinación de color y luz resulta en un acertado conjunto cromático.

Tanzanita: cuando la magia se hace gema.

Babette Baca Baier

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos obligatorios se marcan con *