La importancia de ser gemólogos. Parte I: la especialización

La importancia de ser gemólogos

En un auge que pareciera no acabar nunca de una globalización que cada día se cobra las vidas de comercios y tiendas de antaño, existe una fórmula para permanecer y crecer. Y no es otra que la de la especialización. En Gutiérrez Joyeros llevamos desde 2007 concienciados con el gran cambio que vivimos de aquella fecha en adelante. Por eso, y por contribuir a un mercado especializado y de calidad, decidimos dar un paso adelante. O mejor dicho varios pasos. Zancadas, incluso.

En 2010 nos dimos de alta como fabricantes creando un completo taller especializado. Además, nuestro gemólogo obtuvo su título en Amberes, Bélgica. Especialista en diamantes tallados. Al año siguiente cursó con la Universidad de Granada y el Consejo Supeior del Diamante otro grado: gemólogo internacional. Dos títulos, uno del HRD, AETA y  la Universidad de Granada, y otro del IGI. La garantía para ofrecer un producto transparente.

Nuestro laboratorio propio empezó a funcionar desde 2010, con un compendio tecnológico capaz de hacernos capaces de analizar cualquier gema. Refractómetro, espectroscopio, filtro Chelsea, balanza hidrostática, microscopio, luz ultravioleta de onda corta y larga… Todo un arsenal listo para verificar.

Desde 2010 hemos sido capaces de organizarnos para orquestar una gama de Alta Joyería diseñada y fabricada por nosotros, donde la calidad es la que nosotros elegimos: la más alta. Aún así faltaba algo… no queríamos que nadie nos pisase los talones. Así que en 2018 nuestro gemólogo, además con conocimientos de taller desde niño, se hizo diseñador 3D de Alta Joyería. Conocimientos, profesión y tecnología para crear las joyas más exquisitas. Y al mismo tiempo, su esposa Babette B. Baier obtenía también la titulación de Gemólogo por el HRD y la Universidad de Granada. Todo un laboratorio listo para procesar cualquier gema. Esmeraldas, zafiros, tanzanitas, rubíes… y por supuesto diamantes.

(proceso de análisis de unos cuarzos citrinos en pendeloque)

No. No se puede ejercer a día de hoy una profesión ni un comercio sin especialización. No se puede hacer de ‘joyero’ siendo un mero tendero de marcas. Es imposible brillar entre el resto haciendo lo que todos hacen. Al menos nosotros no. Nosotros no hacemos lo que todos hacen. Hacemos lo que los clientes dicen. Lo que quieren, lo que de verdad les apasiona: joyas diferentes para un público especial.

Hoy más que nunca, seguiremos trabajando en la especialización. Porque gracias a ésto hoy estamos aquí. Y mañana seguiremos.

Gracias a todos los clientes que habéis confiado en Gutiérrez Joyeros.

 

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos obligatorios se marcan con *