Diamantes de color y joyas maravillosas

Diamantes de color y joyas maravillosas

Sí, existen diamantes de color que pueden hacer joyas maravillosas. Más allá del diamante incoloro existe todo un mundo en color. Hablamos de los diamantes ‘fancy color’ o diamantes de color fantasía.

Colgante de oro con Diamante marrón verdoso al centro, en talla pendeloque, y diamantes marrones champaña en la orla

Como sabemos, el diamante es carbono puro cristalizado en el sistema cúbico. Nacen en formas de octaedros, generalmente, aunque también se encuentran en dodecaeros o tetraquisoctaedros. También sabemos que nacen en un ambiente de gases y magma, en una fiesta de calor que puede alcanzar miles de grados. Esto hace que al cristalizar puedan atrapar materia (vestigios del material a raíz del cual se forman, o elementos del entorno). En este caso hablamos de pureza: cuanto más limpio, mejor.

Pero hoy vamos a hablar del color. Como bien sabemos, los diamantes en calidad gema son transparentes o incoloros. Dentro de los transparentes o incoloros los evaluaremos de la D a la Z, usando todas las letras del abecedario. Conforme más amarillento, menos valor (hacia la Z), y conforme más incoloro o blanco, mejor (hacia la D).

Pero a parte de los diamantes calidad gema incolores, existen los Fancy Color. De esos queremos hablar hoy, porque suponen todo un mundo de exclusividad y magia. Los colores naturales que puede ofrecer el diamante pueden ser el azul, verde, rosa, amarillo canario, champaña, rojo o negro.

Como sabemos, la ausencia de color total sería el color D en un diamante ‘blanco’. Y son los más preciados. Pero en los diamantes de color este se debe a algún elemento que a modo de traza de un color u otro. Los diamantes ‘fancy’ naturales son realmente caros, exclusivos y deseados.

En el diamante amarillo, el color se debe a trazas de N (nitrógeno). Gracias a este elemento y en función de su cantidad, podremos obtener distintos tonos de amarillo, hasta llegar al famoso ‘Canary’, muy preciado y cotizado.

Diamante amarillo ‘Canary’

Los diamantes azules deben su color a pequeñas cantidades de Boro.

Los diamantes verdes, en su mayoría son coloreados por el hombre. Algunos deben su color a procesos naturales.

Los diamantes rosas surgen cuando la estructura del diamante se deforma bajo presión. Los hay en tonos púrpura, naranja o marrón. Pueden llegar al rojo, que es la variedad más rara.

Anillo Delicata con diamante naturales rosas sin ningún tipo de alteración por mano del hombre.

El diamante gris o negro se puede originar por defectos de la piedra. Un número excesivo de inclusiones da lugar a una piedra, negra y opaca.

Todos los colores de diamante pueden ofrecerse, a parte de por medios naturales, por alteraciones. Y esto se debe a que la mano del hombre por medio de la radiación también puede condicionar el color. Por ejemplo, a partir de un diamante de un color M, se puede obtener por radiación un precioso diamante azul. Pero siempre habrá que indicar al cliente que el diamante es irradiado, y que el tono azul no es natural.

Anillo con diamante natural cuyo color azul ha sido tratado. Como podemos ver, el tono es precioso.

Como podemos observar, existe vida más allá de los diamantes blancos, y los de color son todo un mundo de estilo y exclusividad. Y cómo no, en Gutiérrez Joyeros nos gusta trabajar los diamantes ‘fancy color’ para ofrecer joyas exclusivas.

Entra en nuestra web y date un capricho 😉

Antonio Gutiérrez.

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos obligatorios se marcan con *